Página dedicada al reconocimiento del ignorado ambiente agreste de la República Oriental del Uruguay.
Si respetas y queres lo "natural", aquí vas a encontrar las mejores imágenes y las instrucciones exactas para disfrutarlos.
Gruta de los Cuervos - Tacuarembó

Para llegar a la gruta de los helechos y a la gruta de los cuervos debemos viajar hasta la capital del departamento de Tacuarembo por la ruta nacional número 5. Llegados a esa ciudad, tomamos la avenida 18 de Julio hasta su culminación en el pequeño Parque Rodó, doblamos a la derecha, después en la primera doblamos a la izquierda, y nuevamente a la izquierda rodeando el parque. Este quedará a nuestra izquierda y a la derecha podremos ver una piscina de una de las plazas de deportes de este departamento acompañada por  multicolores juegos infantiles. Al llegar a una rotonda debemos tomar a la derecha y cruzar el puente sobre el Río Tacuarembó. En la primer rotonda podremos ver a la derecha uno de los ingresos al predio donde es realizada la “La Patria Gaucha”, predio en el cual también se ubica la “Laguna de las Lavanderas”. Arribados a este punto de nuestro viaje debemos doblar a la izquierda y seguir por esa calle unas 4 cuadras hasta divisar que la calle se divide en dos, a la derecha vamos al balneario Ipora (asfaltada) y a la izquierda comienza un camino de tierra por el cual llegaremos a las dos Grutas.

Si colocamos el contador en cero en este punto nos dará una distancia de 11 kilómetros hasta el mirador de la Gruta de los Cuervos, y 11,700 hasta la casa que nos marca la entrada a la Gruta. Siguiendo por este camino iremos divisando a la lejanía cerros elevados y piedras de mayor tamaño a medida que avanzamos. Después de pasar por la entrada a la Gruta de los Helechos debemos recorrer unos 2 kilómetros y 600 metros hasta ver a nuestra izquierda un mirador natural en el cual divisaremos una majestuosa vista en donde resaltan formaciones rocosas puntiagudas por sobre la espesa vegetación. Desde este punto también puede alcanzarse la gruta pero la bajada es dificultosa debido a la inclinación del terreno no habiendo trilla marcada para realizar la caminata. Es recomendable seguir por el camino unos 700 metros hasta divisar también a nuestra izquierda una pequeña casa de color rosado. Pasando la casa unos metros, hay una portera   que debemos atravesar para adentrarnos en el terreno en donde se encuentra la Gruta. Apenas entrados nos enfrentamos con una pequeña formación de piedras en desordenada formación, adornadas por frágiles árboles en los cuales buscan refugio infinidad de pequeñas aves. Avanzamos un trecho más por sobre el plano terreno y traspasamos una nueva portera, en este punto tenemos una hermosa vista de la Gruta a nuestra izquierda, mientras a nuestra derecha la cañada de la Gruta dibuja a la lejanía su recorrer zigzagueante. La Gruta en si esta compuesta de una cañada rodeada de abundante vegetación y delimitada por una formación rocosa de gran altura. El descenso hacia la izquierda debe ser realizado con mucho cuidado y lentamente. Las piedras del principio irán dejando paso a un terreno empinado y bañado de hojas y ramaje caído de los árboles que ocultan el cielo por sobre nuestras cabezas. Cuando ya estemos dentro de la Gruta puede intentarse caminar a lo largo de la enorme pared para alcanzar las formaciones rocosas que divisamos por primera vez desde el mirador. Puede ser intentada su escalada ya que ofrecen escalones naturales para tal faena, igualmente no es recomendable recorrer todas las formaciones ya que la altura es importante. Vale la pena sentarse en silencio y acompañar el plácido vuelo de los cuervos de cabeza negra y de cabeza roja, recordando nuestro pasado y planificando nuestro futuro. 


El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

Lo Anti Natural
“Usted quiere a sus hijos, nietos, sobrinos, primos… ¿quiere a alguien más?
Controle su resentimiento, piense… la basura que hoy tira será la que los contaminara mañana. Sin un objetivo en común, no hay país que avance”. leer más...